MOVILIDAD INTERNACIONAL

EST. JUAN CARLOS ROBLES AVALOS (CHILE )

Universidad Mayor, Campus Manuel Montt

 

Desde pequeño y por una causa extraña, uno de mis mas grandes sueños se encontraba el conocer una día el país de Chile, especialmente su capital Santiago, sueño que el entrar en la prepa se volvió una meta, que consistía en entrar a la universidad y llegado el momento aventurarme a vivir una movilidad, ¿destino? Sí, Santiago de Chile, y así fue.

 

Mi movilidad comenzó en el verano del año 2012, llegando al país de Chile a finales de julio, en plena temporada invernal para ese país austral, el clima para mí demasiado frio, pero eso era lo de menos. Pronto viviría una de las más grandes e enriquecedoras experiencias de mi vida.

 

En esta movilidad aprendí muchas cosas, tanto académicas, sociales y culturales, pero dentro de todas lo más importante que aprendí es que existen amigos en todas partes del mundo. En el ámbito académico puedo decir que termine de asimilar temas que no llevaba bien en claro al momento de mi partida, pasando por materias como lo fueron microcontroladores, automatización y telecomunicaciones, descubriendo en esta ultima que México y Chile comparte un estructura similar en este ámbito.

 

 Por su parte en el ámbito social y cultural, pues conocí mucho de la cultura local y extranjera, ya que al convivir con gente desde Perú hasta Finlandia, uno termina por conocer más de lo que se imagina. En mi caso, me toco convivir muy de cerca y bajo el mismo techo con compañeros peruanos, franceses, chilenos y claro mexicanos, descubriendo con ello que la cocina peruana es muy rica y variada solo comparada con la propia, que los franceses son muy liberales y sociales, que los chilenos gozan de divertirse con amigos y que la mayoría anhela conocer México, y finalmente que aun entre mexicano somos diferentes. Con todo esto puedo decir que tuve la buena fortuna de saber escoger la universidad que escogí, pues si algo le agradezco enormemente a la Universidad Mayor es que supo a bien integrarnos a todos sus visitantes, nos recibieron y despidieron de la mejor manera, y nos llevaron a conocer no solo su ciudad, si no también parte de sus cultura. Movilidad no es ir solo de paseo como mucho de mi generación me dijeron, sino que es ir a aprender de una forma diferente y diferentes cosas que una universidad jamás te va a enseñar, como es el saber enfrentarse a la vida.