VERANO DE INVESTIGACIÓN 2015

José Francisco Sánchez Díaz

Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (ITTG)

 

Hola soy Francisco Sánchez y estuve 7 semanas de Verano de Investigación en (ITTG) el Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez en Chiapas, en el verano del 2015 por parte del Programa Delfín.

Bueno, este verano ha sido una de las mejores experiencias que he vivido tanto por el enriquecimiento académico y cultural. Dentro del área de investigación realizada aprendí el uso de diferentes sistemas operativos dedicados a la Robótica (ROS Robot Operating System) para realizar el control a un Drone o Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT). Este Verano de Investigación trató acerca de un Control autónomo para un vehículo aéreo no tripulado, siendo los objetivos: Implementar un sistema de control de vuelo en el quadrotor e Implementar un sistema de control autónomo para la posición del VANT. Habiendo obtenido resultados muy satisfactorios y gran experiencia con sistemas de control y Drones.

Dejando un poco la investigación, el viaje y los maravillosos lugares que conocí durante la estancia en Chiapas. Me emociona bastante recordar todos los momentos y personas que conocí durante el verano.

El vuelo… Es algo que he experimentado por primera vez. Si hubiera tomado foto a mi rostro, pareciera que sufrí una parálisis facial emocional.

Chiapas… Un lugar muy bonito, mágico, paisajes indescriptibles, comida y bebidas solo de ese lugar. El café de Chiapas es de los más deliciosos, que rico es el ‘pozol’ bebida ancestral servida en jícara, el tascalate y por supuesto el chocolate.

Existe gran diversidad del sistema vegetal y arqueológico en Chiapas, como el cañón del sumidero, el Río Grijalva, la zona arqueológica Chiapa de Corzo, Muxviquil y Grutas de Rancho Nuevo, Zona Arqueológica de Palenque, Cascadas de Misol-Ha y Agua Azul, Cascadas El Chiflón, Las lagunas de Montebello, Zona Arqueológica de Toniná y más que pude visitar. Todo es tan colorido y lleno de vida.

Hablando del municipio que más me gustó es San Cristóbal de las Casas, uno de los lugares más diversos que tuve la experiencia de vivirlo, un lugar maravilloso como de día y de noche, una formación multicultural con gente de todos estados y países en una misma zona, música por las calles, todo tipo de comida y bebidas.

Conviví con personas que se encontraban igualmente de estancia de verano que venían de distintos estados de la república haciéndonos muy buenos amigos y viajando por todo Chiapas.

Y al finalizar el verano de investigación asistimos a un congreso en Nuevo Vallarta.