Propósito

Organización

Historia

En Noviembre de 1978, el entonces director del Instituto de Geofísica de la UNAM, Dr. Ignacio Galindo, junto con el Arq. Jorge Piza, de la Universidad de Colima, elaboraron un documento en donde proponían la creación de un centro de investigación dedicado al estudio y monitoreo del Volcán de Fuego de Colima, sin embargo, esta idea no prosperó.

 

Once años después, en agosto de 1989, la Subsecretaría de Educación Superior en Investigación Científica (SESIC) de la Secretaría de Educación Pública (SEP), presentó a la Universidad de Colima un ambicioso y costoso proyecto para la creación del Instituto Nacional de Ciencias de la Tierra. En marzo de 1991 se iniciaron los trabajos de manera muy irregular y mucho más modestos de lo programado en 1989. A este grupo se le llamó Centro Internacional de Ciencias de la Tierra (CICT).

 

Para corregir estas irregularidades, la Universidad de Colima modificó el CICT y creó el Centro Universitario de Investigaciones en Ciencias de la Tierra (CUICT) a cargo del Dr. Ignacio Galindo, con el objetivo de estudiar y conocer la dinámica del Volcán de Fuego y los consecuentes riesgos sísmicos y volcánicos en la región.

 

Estos objetivos no se hubiesen podido realizar sin el apoyo y financiamiento del Centro Nacional para la Prevención de Desastres (CENAPRED), la Secretaría de Educación Pública (SEP), del Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (CONACYT), de la Red Sísmica de Colima (RESCO) y del Gobierno del Estado de Colima.

 

Posteriormente, el  11 de marzo de 1995, el entonces Rector de la Universidad de Colima, Lic. Fernando Moreno Peña, firma el acuerdo en el cual se crea el Centro Universitario de Investigaciones en Ciencias del Ambiente (CUICA) que sustituyó al Centro Universitario de Investigaciones en Ciencias de la Tierra (CUICT), continuando como Director el Dr. Ignacio Galindo. Este nuevo centro fue elaborado como respuesta de la Universidad de Colima a la sociedad colimense para realizar estudios del medio ambiente a nivel local, regional y nacional e investigar aquellos fenómenos naturales y antropogénicos que puedan afectar la salud humana.

 

El CUICA quedó conformado por el Departamento de Meteorología y el Departamento de Radiación Solar, al  año siguiente, se le agregó, la primera estación de recepción de imágenes de Satélites Meteorológicos (NOAA) en el País, estos trabajos continúan hasta hoy.

 

Por sus trabajos en radiación solar, el CUICA tiene el nombramiento de Centro Regional de Radiación, otorgado por la Organización Meteorológica Mundial. En noviembre de 2001, el CUICA se mudó desde el campus central hasta el campus de Coquimatlán, donde continua actualmente y cumple con las funciones de investigación Científica, además la formación de bases de datos en meteorología, radiación e imágenes de satélites meteorológicos. La preparación de estudiantes quienes realizan prácticas profesionales y/o tesis de licenciatura, maestría y doctorado, y servicios como reportes técnicos preparados con la información aquí obtenida y dirigidos a las autoridades correspondientes.

Infraestructura

 

Oficina de la Dirección.

Antena receptora de señales enviadas cada 30 minutos por el satélite meteorológico de órbita ecuatorial GOES.

Antena receptora de señales enviadas cada 12 horas por el satélite meteorológico de órbita polar NOAA.

Sala de registro de imágenes satelitales.

Sensores meteorológicos y de radiación solar instalados en la azotea de la CUICA.

Pirheliómetro, sensor de raciación solar global.

Solarimetro registrador de radiación solar difusa por medio de un pirheliómetro y el anillo sombra de la radiación.

Sala de Registro de datos meteorológicos y de radiación, por medio de instrumentos instalados en la azotea.