Historia

El Instituto Universitario de Investigaciones Jurídicas fue creado por Acuerdo número 10 del año de 1981, cuando era rector de la Universidad de Colima el licenciando Jorge Humberto Silva Ochoa, antes de que se constituyeran los Centros Universitarios de Investigación.
En un principio, la dirección del Instituto Universitario de Investigaciones Jurídicas estuvo a cargo del licenciado Guillermo Ruelas Ocampo, período en el cual se publicó la colección “Leyes y Decretos de Colima, 1857-1910.”
Posteriormente, el licenciado Héctor Gustavo Anguiano Sánchez ocupó el cargo de director del Instituto, quien en coordinación con la Facultad de Derecho dirigió la edición de los Códigos de Procedimientos Penales y Civiles del estado de Colima, así como el Código Civil y el Penal, ambos del estado de Colima.
Durante los años comprendidos de 1995 a 1998, el licenciado Felipe Chávez Carrillo fungió como encargado del Instituto y posteriormente, pasó a ocupar el cargo de magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del estado.
El 27 de febrero de 1998, el rector Dr. Carlos Salazar Silva, designó al licenciado Carlos de la Madrid Virgen como director del Instituto Universitario de Investigaciones Jurídicas, cargo que ocupó hasta mayo de 2009.
Durante el período comprendido de mayo del 2009 a agosto del 2014, el Dr. Oscar Javier Solorio Pérez fungió como director de este Instituto; tiempo en el cual el Instituto se consolidó como un espacio de investigación y formación continua, con sentido innovador y competitivo para la comunidad jurídica.
El Dr. Carlos Garibay Paniagua asumió la dirección de este Instituto a partir del mes de agosto del 2014.

Propósito

Consolidarse de manera firme para realizar sobre bases sólidas y científicas, investigaciones relacionadas con la rama jurídica, con la participación de estudiantes, profesionales y científicos con sentido innovador, humanista y altamente competititivos a fin de que la investigación jurídica en Colima trascienda con un desarrollo armónico de la sociedad y en su entorno nacional e internacional. Lo anterior a partir de la constitución del Instituto como una fuente de información y consulta, la emisión de opiniones jurídicas sobre los problemas sociales y el fomento de la investigación en la comunidad jurídica.